¿Se equivoca Mozilla al dejar de lado a Thunderbird?

Supongo que la mayoría de vosotr@s ya habrá leído la noticia en la que Mozilla dejaba de lado el implementar novedades para Thunderbird, ocupándose "simplemente" de solucionar fallos de seguridad y mejorar la estabilidad, dejando el resto en manos de la comunidad.



Lo cierto es que Thunderbird me parece un cliente de correo espectacular teniendo como unos de sus puntos fuertes la gran personalización que permite, gracias a los complementos o extensiones disponibles para ello, es decir, de la misma forma en la que se comporta Firefox.


En realidad, este cliente de correo debe su importancia (además de a Mozilla) a la Comunidad que tiene detrás, la cual se encarga por ejemplo de las extensiones. Dicho esto, agradecería que los chicos de Mozilla no dejen de lado una aplicación tan bien hecha. El motivo (desde mi punto de vista) es que al dejarlo de la mano de la Comunidad, podemos encontrarnos con dos situaciones algo distintas:


  • Que ésta se implique de la misma manera que lo ha hecho con proyectos como LibreOffice, aunque entiendo que no es lo mismo un paquete ofimático, del cual "dependíamos" millones de usuarios como gran alternativa a MS Office.
  • Que con el tiempo la deje de lado, ya sea por falta de desarrolladores o por falta de uso, y llegue a su desaparición.

Tal vez las dos situaciones que expongo son algo extremistas (aunque ojalá sea la primera), y la realidad sea un término medio donde Mozilla se encargará la seguridad y estabilidad (como ya comentó), siguiendo la comunidad con la creación de extensiones, y no existiendo grandes novedades en sus funcionalidades.
He de decir que la mayoría de nosotros, con la aparición de los smartphones y las tablets, no damos tanto uso como antes a clientes de correo de escritorio, consultándolo directamente en estos dispositivos, el cual siempre llevamos encima, y nos proporcionan una gran movilidad. Aunque esto es una realidad, tanto usuarios domésticos como empresas, utilizan día a día un cliente de correo como Thunderbird por su fiabilidad, poder de personalización, y porque no necesitan adquirir ningún tipo de licencia. Este uso en sus oficinas o casas no está reñido con la complementación que supone hacerlo desde un dispositivo móvil, teniendo cada uno su cuota de usuarios.

Entiendo que esta decisión viene motivada por el descenso del uso que ya comentábamos, pero sobre todo asumo que está fundamentado (como explica la presidenta de la Mozilla Foundation en su blog) en fijar sus esfuerzos en Firefox OS. Sinceramente (y haciendo uso de mi poca visión de futuro) no creo que llegue a buen puerto, aunque espero y deseo que sí, ya que siempre es interesante poder elegir qué sistema operativo llevará nuestro smartphone o tablet, mercado dominado actualmente por Android e iOs.

Tomada la decisión por parte del equipo de Mozilla, sólo nos queda esperar para ver hacia dónde se dirije el proyecto Thunderbird.
Saludos.

Comments are closed.